La comunidad latina en busca de respuestas tras tiroteo masivo que destruyó a 21 familias en Uvalde, Texas

La comunidad latina en busca de respuestas tras tiroteo masivo que destruyó a 21 familias en Uvalde, Texas
FLORIDA-En respuesta a los tiroteos masivos que tuvieron lugar en Uvalde, Texas, en la Escuela Primaria Robb, Directora Ejecutiva de Florida Rising, Andrea Mercado, emitió el siguiente comunicado:
“Los legisladores que han rechazado las medidas de control de armas de sentido común recitan incansablemente la misma letanía: 'nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas de este acto de violencia sin sentido'.
Los pensamientos y las oraciones se pueden acortar a una simple palabra: inacción.

El asesinato de 19 niños inocentes, entre seis y diez años, y dos maestros dedicados y amados es el resultado de esa inacción, ¿o deberíamos decir extrema falta de alma?
Tal vez deberíamos. El senador republicano Marco Rubio se mostró indignado por los demócratas y los medios 'politizando la masacre en Uvalde'. Por 'politizar' se refería a padres, hijas, hijos, hermanas, hermanos y sobrevivientes que pedían leyes de armas efectivas. 

Una tragedia golpeó otra escuela primaria en Connecticut hace diez años, sacrificando 26 preciosas vidas, 20 de ellas eran ángeles de cinco y seis años. A raíz de un evento tan doloroso, el entonces presidente Obama pidió medidas tangibles para cerrar las lagunas en la venta de armas en Internet, verificaciones de antecedentes y la prohibición de las armas de asalto. 

En última instancia, no pasó nada y el statu quo permaneció sin una rendición de cuentas efectiva. Por lo tanto, no hay 'violencia sin sentido' en Estados Unidos. Por el contrario, tiene sentido, ya que existe una oportunidad interminable en el mercado de armas para los supremacistas blancos, los racistas, los terroristas y las personas con enfermedades mentales. 

La comunidad latina de Uvalde está de luto por esta terrible pérdida de vidas, pero pide acción para detener de una vez por todas este interminable derramamiento de sangre, como el ocurrido hace apenas unos días en Buffalo, donde un supremacista blanco atacó a una comunidad negra y mató a diez personas. Estamos listos para responsabilizar a estos políticos vendidos que no se preocupan por nada diferente a sus intereses. 
Son representantes increíblemente eficientes del lobby de las armas. Y a través de sus acciones o la falta de ellas, perpetúan esta violencia evitable pero persistente. 

Los votantes en Uvalde y en otros lugares tienen el poder de expulsar a aquellos que se sienten cómodos con un historial de representación de un interés minoritario, mientras que la mayoría de nuestras comunidades quieren un cambio real para detener esta cruel carnicería diaria. 

En Uvalde hay 21 familias destrozadas por un malhechor de 18 años, quien no solo tuvo la capacidad de comprar un arsenal sino de entrar a la escuela sin ninguna barrera y cometer un crimen atroz, al atrincherarse dentro de un salón de clases por casi una hora, antes de que los policías pudieran controlar esta crisis. El tiroteo masivo en la Escuela Primaria Robb es un gran fracaso en todos los niveles. Aquellos en el gobierno responsables de la seguridad de la comunidad deben rendir cuentas”.   

La comunidad latina en busca de respuestas después de un tiroteo que destruyó 21 familias en Uvalde, Texas

FLORIDA-En respuesta a la masacre que tuvo lugar en Uvalde, Texas, en la Escuela Primaria Robb, la Directora Ejecutiva de Florida Rising, Andrea Mercado, emitió la siguiente declaración:
“Los legisladores que han rechazado las más elementales medidas de control de armas, recitan de manera incansable la misma letanía: 'nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas de este acto de violencia sin sentido'. 

Los pensamientos y oraciones se pueden resumir en una simple palabra: inacción.

El asesinato de 19 niños inocentes, de entre seis y diez años de edad, y de dos dedicados y queridas maestras, es el resultado de esa inacción -o deberíamos decir, más bien, de una extrema falta de sensibilidad ante el dolor ajeno?

Tal vez sí lo deberíamos decir. El senador republicano Marco Rubio se indignó porque los demócratas y los medios de comunicación 'politizaron' la masacre de Uvalde. Por 'politización' se refería a padres, hijas, hijos, hermanas, hermanos y sobrevivientes que piden leyes efectivas de control de armas. 
Hace años diez, una tragedia sacudió otra escuela primaria en Connecticut. Ahí otro joven asesino sacrificó 26 vidas preciosas, 20 de las cuales eran ángeles de cinco y seis años. Tras un hecho tan doloroso, el entonces presidente Obama pidió medidas tangibles para cerrar los vacíos en la venta de armas por Internet, la verificación de antecedentes y la prohibición de las armas de asalto. 

Al final, no ocurrió nada, y el statu quo se mantuvo sin una responsabilidad efectiva. Por lo tanto, no hay “violencia sin sentido” en Estados Unidos. Al contrario, tiene todo sentido, pues hay un infinito mercado de armas para los supremacistas blancos, los racistas, los terroristas y los enfermos mentales.
 
La comunidad Latina de Uvalde está de luto por esta terrible pérdida de vidas, pero pide que se actúe para detener de una vez por todas este interminable derramamiento de sangre, como el ocurrido hace apenas unos días, en Buffalo, donde un supremacista blanco atacó a una comunidad afroamericana y mató a diez personas. Estamos dispuestos a exigir responsabilidades a estos políticos vendidos que no se preocupan por nada diferente que sus intereses.

Son agentes muy eficaces del lobby de las armas. Y a través de sus acciones u omisiones, perpetúan esta violencia evitable pero persistente. Los votantes en Uvalde y en otros lugares del país, tienen el poder de expulsar a aquellos que se sienten muy cómodos con un historial de representaciones de intereses minoritarios mientras que la gran mayoría de nuestras comunidades quiere un cambio real para detener esta cruel carnicería diaria. 

En Uvalde, hay 21 familias destruidas por un joven enfermo de 18 años, que no sólo tuvo la capacidad de comprar un arsenal, sino de entrar a la escuela sin ningún obstáculo y ejecutar un crimen atroz, atrincherándose dentro de un aula durante casi una hora , antes de que los agentes de policia puedan controlar la crisis. La matanza en la Escuela Primaria Robb es un gran fracaso a todos los niveles. Los funcionarios del gobierno responsables por la seguridad de la comunidad, tendrán que rendir cuentas”.   

# # #


# # #